La exmandataria y su entorno se rehúsan a volver a su domicilio en Recoleta luego de que parte del personal de limpieza resultara intoxicado en circunstancias desconocidas

Según el diario argentino Infobae, el abogado de Cristina Kirchner, Carlos Beraldi, denunció una serie de supuestas irregularidades en los allanamientos realizados en los domicilios de la ex Presidenta, entre ellas la existencia de un presunto “tóxico de contacto” que la Policía habría dejado en el departamento de Recoleta luego de los procedimientos.

Asimismo, Infobae cita un comunicado de prensa publicado en el blog de la ex jefa de Estado, en el que describe que la persona que suele realizar las tareas del hogar y otros dos miembros de su familia que habían sido convocados para colaborar con la limpieza tuvieron que ser hospitalizados de urgencia el domingo por los efectos del presunto químico.

“Una vez en el interior del departamento, cuando estaban ordenando la ropa y limpiando los estantes en el vestidor del dormitorio de mi representada, sintieron mareos, fuerte picazón en la garganta y los ojos y dificultades para respirar. Como tales síntomas persistieron durante el resto del día, el domingo 26 de agosto concurrieron a la guardia del Hospital de Clínicas. Luego de efectuarse los controles médicos de rigor, se constató que las dolencias padecidas tienen como origen un tóxico de contacto, recomendándose evitar, por todos los medios, una nueva re exposición al mismo ambiente, declaró Beraldi.

Además, el jurista mencionó que han optado por no regresar al apartamento en Recoleta, hasta que no se lleve a cabo una evaluación de los objetos que fueron manipulados durante los allanamientos. Por otro lado dejó claro su malestar por le hecho de que se le impidiera estar presente en el proceso como abogado defensor de la exmandataria.

Luego de la autorización del Senado, miembros de la Policía Federal de Argentina llevaron a cabo el pasado jueves los allanamientos sobre los apartamentos que la expresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, posee en el barrio porteño de Recoleta y la casa que tiene en Río Gallegos, así como la propiedad de El Calafate en la calle Padre de Agostini y Los Tehuelches. La orden fue emitida por el juez Claudio Bonadio como parte de las investigaciones relacionadas a los Cuadernos de las Coimas.

La expresidenta se ha visto envuelta en varios procesos judiciales, luego de que a principios de este mes fuera acusada junto a varios exfuncionarios de su gobierno de montar una estructura de corrupción en la que recibían sobornos de varias empresas de construcción a cambio de otorgar diversas concesiones públicas, por las cuales Bonadio a la fecha a ordenado 51 operativos simultáneos de allanamientos, que incluyeron 34 inmuebles de empresas de primera línea