La terminal fue inaugurada el pasado sábado.

Muchos salvadoreños mostraron inconformidad el día de ayer por la nueva ubicación de la terminal de oriente, ya que se encontraban desorientados en dicha terminal conocida como Plaza Amanecer.

El pasado sábado fue inaugurada la nueva terminal de oriente, la cual recibió aproximadamente 40 mil personas.

Personas que llegaban del municipio de Soyapango y otros municipios de San Salvador manifestaron no encontrar las unidades de transporte que los llevaría hasta su lugar de destino en el oriente del país.

También, personas que venían de San Vicente buscaron diversas alternativas para llegar a sus lugares, muchos utilizaron un bus del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (SITRAMS), otros pagaron un taxi. Además, buscaron la ruta 29, y como último recurso, pidieron un Uber.

Francisco Martínez, una persona que le urgía ocupar el transporte para dirigirse al Hospital Nacional Rosales, tiene insuficiencia renal y debía recurrir a un bus en la terminal pero se encontraba desubicado.

Otro aspecto que molestó a los usuarios fue el pago de doble pasaje para llegar a la terminal, ya que ellos sentían una gran pérdida con pagar doble tarifa. Además las unidades del SITRAMS ayudaron brindando transporte gratuito.

Rómulo García, originario de San Sebastián, departamento de San Vicente, expresó que “el problema es que hay que tomar otro bus y pagar más. Voy para la Escalón, tengo que agarrar el SITRAMS y siempre tengo que agarrar la 52, así me va a tocar siempre”.

Sin embargo, según  el director general de Transporte Terrestre, Gaspar Portillo, dijo que no han recibido quejas formales y que existen alrededor de 40 orientadores en la terminal para guiar a las personas.