Elvio Paolorosso, ex preparador físico del Tata Martino en el Barcelona y la Selección Argentina, contó una anécdota en la que asegura que nadie siente los colores de la albiceleste como lo hace Lionel Messi.

“Después de perder la Copa América 2016, todo el vestuario estaba triste, pero a las a las 2 de la mañana fui a la utilería y encuentro a Leo, solo, absolutamente solo, llorando como un nene que perdió a la madre. No podía hacer nada. Lo abracé y lloriqueamos un poco los dos. Yo escucho que a veces lo castigan, dicen que después se va a Europa y olvida todo, que tiene plata, que disfruta, pero a ese enano le duelen las derrotas como a nadie”, comentó Paolorosso.