A una semana del catastrófico tsunami en la Isla Indonesia de Célebes, las autoridades pusieron en marcha un proceso para identificar a los familiares de los niños que se quedaron solos.