En las últimas dos semanas, Selena Gomez fue ingresada en dos ocasiones al hospital, la segunda de ellas a causa de una crisis emocional, así lo ha revelado el portal estadounidense TMZ. Según las fuentes consultadas, la cantante se encuentra en un centro de salud mental para recibir tratamiento.

El sitio de internet aseguran que la última semana de septiembre, la cantante de 26 años estaba en su casa en Studio City, California, cuando se dio la primera emergencia. Aseguran que la estrella sufrió un golpe emocional por una alarmante baja de glóbulos blancos tras su trasplante de riñón. Detallan que un miembro de su familia la llevó al Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles y a los poco días fue dada de alta pero, el fin de semana pasado tuvo que ser reingresada porque la baja en sus glóbulos sanguíneos persistió y provocó a Selena un golpe emocional.

Poco después de ser admitida, ella insistió en irse, pero los médicos dijeron que no podía. Selena tuvo “un colapso”, una crisis nerviosa e intentó arrancarse las intravenosas de su brazo, situación que las fuentes calificaron como un episodio de “crisis emocional”.

El sitio asegura que Selena se encuentra actualmente en un centro psiquiátrico de la costa este y está recibiendo terapia conductual dialéctica para tratar diversos trastornos de salud mental.