El director de Centros Penales confirmó que no han podido ejecutar el programa de brazaletes electrónicos, como lo programaron cuando pidieron el financiamiento a la Asamblea Legislativa.

Marco Tulio Lima dice que el problema surge cuando la decisión depende de los tribunales.