El Salvador será parte del proyecto piloto “humanium metal”, que impulsa el gobierno de suecia para fundir armas utilizadas en actos criminales.

El metal será exportado a Suecia para diseñar objetos como relojes y artículos personales y los fondos beneficiarán a víctimas de la violencia en El Salvador.