La fuerza armada adquirió una flota de pick ups y camiones que servirán para apoyar en tareas de seguridad pública.

Los vehículos fueron adquiridos con fondos provenientes de la contribución especial para la seguridad ciudadana y convivencia.