El Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada está en crisis financiera y La Asamblea sigue sin hacer las reformas necesarias para arreglar el problema.

La Asociación en Defensa de los pensionados de la Fuerza Armada pidió ponerse a trabajar en la solución, pues temen que la crisis empeore.