El Sindicato de trabajadores de la Procuraduría de Derechos Humanos bloqueó la Quinta Avenida Norte, frente a la sede central de la institución.

La medida fue tomada como forma de presión para exigir la renuncia de la titular, Raquel Caballero de Guevara.