Al finalizar este gobierno el presidente Salvador Sánchez Cerén dejará aplazada la política de responsabilidad fiscal.

Eso piensa FUSADES, donde además creen que no pudo cumplir las metas que se establecieron por ley, y ahora los compromisos se han trasladado para el 2019.