La clase política salvadoreña, con excepción de Nayib Bukele y su equipo, no supo leer bien el desgaste que sufrieron los partidos tradicionales.

Así los señaló el panel de analistas del programa 8 en punto, quienes pidieron al presidente electo plantear sus estrategias y definir su gabinete lo más pronto posible.