Los expertos del ministerio de medio ambiente continúan esperando el resultado de las pruebas realizadas en el lago de Coatepeque, que nuevamente cambió de color registró un color.

De momento la única restricción es el consumo humano del agua.