Representantes del sector cañero y azucarero rechazaron la cancelación del tratado de libre comercio con la república de Taiwán.

Ellos advierten que esta decisión inconsulta por parte del gobierno significará una millonaria pérdida para el gremio y de credibilidad para el país.