Terminada la elección presidencial viene la época de enlistar las cosas malas y buenas del proceso.

El tribunal supremo electoral ha recibido muchos aplausos, pero también reclamos por permitir abusos en los últimos días de la campaña electoral.