El seguro social habilitó el policlínico de emergencias pediátricas para evaluar y cambiar el medicamento ibersartán a los pacientes que sufren de presión arterial.

Según sus cifras, unas tres mil personas de 100 mil, han hecho el cambio.