La dirección de protección civil está por iniciar una nueva jornada de inspecciones en edificios afectados por los terremotos.

La idea es prevenir tragedias y ordenar las reparaciones que sean necesarias.