Un enorme caos vehicular produjo sobre la carretera a la libertad, el bloqueo generado por habitantes de la comunidad Guadalupe, que rechazan el diseño del bypass.

La medida duro varias horas y fue levantada después de lograr un acuerdo con representantes del ministerio de obras públicas.