La investigación por corrupción contra la expresidenta de argentina, Cristina Fernández, está en riesgo, pues el fiscal del caso fue acusado de maniobras de extorsión.

Según la investigación, los funcionarios recibieron sobornos de empresas privadas a cambio de obras públicas.