En Estados Unidos la tormenta invernal que azota el medio oeste del país dejó un muerto y al menos 125 mil hogares sin electricidad.

Además, las intensas nevadas obligaron a los aeropuertos a cancelar más de tres mil vuelos y a mantener la suspensión de clases en los estados afectados.