El presidente francés presentará una serie de reformas para dar respuesta a las multitudinarias protestas contra los aumentos de la gasolina y la electricidad.

Se espera que el mandatario anuncie una rebaja de impuestos para la clase media.