La Policía Nacional Civil, en conjunto con el CAM y la Fuerza Armada, desplegaron un dispositivo de seguridad en el centro histórico de San Salvador.

El objetivo es garantizar que la población disfrute de las actividades religiosas y turísticas en Semana Santa.