Aumenta a ocho el número de muertos en Estados Unidos, tras una serie de tornados en el suroeste del país.

Además, 90 mil personas se quedaron sin electricidad en Texas, Mississippi, Luisiana, Arkansas y Georgia.