Una persona salvadoreña que visitó recientemente el país y que venía de Europa presentó síntomas de sarampión.

Esto llevó a las autoridades de salud a mantener en observación a cerca de 25 personas que mantuvieron contacto con ella, para evitar una posible propagación del virus.