Y el oleaje ha provocado algunos estragos en las playas del litoral.

 

Algunos negocios se han visto obligados a cerrar y los pescadores no han salido a trabajar.