El debate sobre la Ley de la Función Pública está paralizado en la Asamblea Legislativa.

Este gobierno ha anunciado que presentará un proyecto nuevo, que sume a lo que ya hay sobre la mesa, y los trabajadores siguen muy pendientes del giro que tome la iniciativa.