Cientos de inmigrantes están a punto de graduarse de una escuela para adultos en Washington D.C.

Muchos de los graduados podrán trabajar como auxiliar educativo en la institución.