El ministro de Defensa entregó al presidente Nayib Bukele el bastón de mando y lo nombró Comandante General de la Fuerza Armada.

 

Más de dos mil elementos fueron testigos del acto solemne.