En España, Estados Unidos y Canadá se está probando un nuevo fármaco contra el cáncer.

El medicamento podría servir para reducir tumores agresivos de páncreas y cerebro.