La representante del BID en El Salvador, Carmiña Moreno, confirmó que existe un préstamo de 200 millones de dólares, aprobado el año pasado para refuerzo presupuestario, que debe ser ratificado por la asamblea legislativa.

Aunque el gobierno no lo ha solicitado, dijo que el Plan Control Territorial cumple los requisitos para otorgar otro crédito.