Las autoridades del reino unido y Estados Unidos denunciaron que embarcaciones iraníes bloquearon el paso de petroleros británicos en el estrecho de Ormuz.

Según detallaron, el incidente ocurrió después que un buque iraní fuera retenido en Gibraltar por llevar petróleo a Siria, pese a las prohibiciones de la Unión Europea.