La familia no es solo nuestro sistema de apoyo social y sicológico, sino que también tiene una gran influencia sobre nuestro estado de salud física.