La alcaldía de Mejicanos acordó ayudar a los afectados por la explosión en la venta de gas propano.

Las autoridades edilicias reconocieron que la inmensa mayoría de comercios no están autorizados.