Tres personas fallecieron y más de 15 resultaron lesionadas durante una explosión en una venta de gas propano, que generó un verdadero caos.

Vehículos y viviendas cercanas resultaron afectadas por la detonación.